descripción blog



El rastreo es una forma de acercarnos a los animales con los que convivimos. Sus recorridos, sus esfuerzos para conseguir alimento, sus escaramuzas, el afán por la territorialidad, sus formas de aseo, hasta sus muestras de alegría. Todas sus actividades pueden quedar recogidas en cualquier elemento que haya tenido la oportunidad de ser testigo del comportamiento de la fauna. Esos testigos nos pueden revelar sus secretos: no sólo la especie que vieron, también qué estaba haciendo, qué motivaciones tenía, qué sabía hacer para satisfacerlas.

Para interpretar sus secretos necesitamos seguir aprendiendo siempre. Por supuesto, sobre la forma de sus patas, dientes, alas, huevos... todo lo referente a sus formas. Pero también son necesarias sus costumbres, y las excepciones a esas costumbres: cuando cambia el hábitat, las condiciones meteorológicas, el tipo de presencia humana...

Rastrear significa seguir aprendiendo.
Es una motivación más para consultar bibliografía, a otras personas, compartir salidas de campo, fotos, y, por supuesto, rastrear supone sorprenderse cuando descubres algo que no te esperabas, pero que las señales indican que sí, ¡ha pasado este animal por aquí!, ¡y ha hecho esto, no me lo puedo creer!

26 ene. 2013

VISÓN AMERICANO Y VISÓN EUROPEO (Neovison vison y Mustela lutreola)

El visón americano es una especie introducida en la península por el ser humano que ya se reproduce en libertad. Sus poblaciones proceden de animales que se escaparon o, incluso, han sido liberados de granjas peleteras por integrantes de grupos de “defensa de los derechos animales”, totalmente desconocedores de la amenaza que supone la presencia del visón americano para especies autóctonas, pero sobre todo para la supervivencia del visón europeo. 
El visón americano se puede confundir con el visón europeo, aunque éste es algo menor y presenta en el labio superior una mancha blanca de la que carece el visón americano.

El visón europeo es uno de los animales más amenazados de Europa. Las huellas de ambos visones son exactamente iguales.




Huellas:

1. Lo más característico y llamativo es el aspecto general de la huella. La manera de apoyarse de los visones, junto a la forma en la que están dispuestos lo dedos, hace que la impresión de la huella adquiera forma de estrella.
2. En la huella donde se marcan cinco dedos con uñas. Al igual que en la nutria, la unión de las uñas con los dedos hace que éstos tengan forma de lágrima.
3. La almohadilla principal está compuesta por tres o cuatro lóbulos, que pueden recordar, como en la garduña, a un croasán.
4. El tamaño de la huella puede llegar como mucho hasta los 4,5 cm de largo por unos 3 cm de ancho en manos, y 3 cm por 3 cm en pies. Las huellas de visón europeo pueden ser más pequeñas que las de americano, pero este aspecto se complica si tenemos en cuenta que los ejemplares jóvenes y hembras de visón son más pequeños que los machos adultos, por lo que el tamaño no resulta algo determinante.
5. En sustratos muy blandos puede llegar a marcar las membranas interdigitales, las cuales son incompletas (ver foto).
6. Su cuerpo alargado y su postura arqueada hacen que habitualmente ande a saltitos irregulares, aunque también puede hacerlo al trote.

No hay comentarios:

Publicar un comentario